AQUELLOS MOMENTOS VIVIDOS

A lo largo de mi vida, a veces, recopilaba momentos, juntaba experiencias, alumbraba sueños…

La reconocí al instante, tras el cristal de la bulliciosa cafetería, a pesar de mostrarme su torso algo ladeado, casi de espaldas, su media melena castañoscura con las puntas hacia afuera, su cuerpo algo rechoncho, sus manos expresivas revoloteando entre sí.

Ángela debió sentir mi presencia (si es que eso puede suceder) pues se volvió hacia mí y atravesó mis ojos con los suyos, impasible, apenas sorprendida, como si me esperara. Entonces pasaron por mi mente, como si de una película de cine mudo se tratara, imágenes de aquellos momentos vividos con ella, sin ella, entremezcladas, escena tras escena, como fotogramas de una película sin pies ni cabeza.

Esbozó una leve sonrisa y sus ojos se iluminaron. No supe qué hacer; ¡hacía tanto tiempo que no la veía! Hacía tanto que no formaba parte de mi vida…

Corona

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s