Te echo de menos

En la noche fresca

cantos de chicharras

rujidos de coches

y aunque nunca volveré a tenerte

una vez más

yo sueño contigo.

Verdes olivos

tierra reseca

y un cielo cuajado de estrellas

sobre mis ojos.

Tumbada en el cesped

el lejano sonido del tren

de cercanías,

mochuelos de la noche

cantando una nana.

Y sólo es un sueño

huerto, cielo y campo

si, campo…

Este poema se lo dedico a Miquel, por sus hermosas palabras, por estar ahí. Gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s